Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Se dificulta en CDMX detener las fiestas en pandemia

Publicado el 31 Agosto 2020

Vecinos acusan que pese a denunciar celebraciones, autoridades no dan solución; Iztapalapa es la alcaldía con más quejas en la Procuraduría Social

Las fiestas y celebraciones que organizan vecinos, ya sea en el predio de junto o en un edificio, las han padecido los capitalinos desde el inicio de la pandemia por Covid-19. Han denunciado ante las autoridades, pero ha sido insuficiente para detenerlas.

Yolet es vecina de la colonia exHipódromo de Peralvillo, en la alcaldía Cuauhtémoc, y asegura que cada fin de semana por la noche, en un predio de la calle Juventino Rosas, se organizan e bailes y conciertos, se venden bebidas alcohólicas y aunque se han denunciado en muchas ocasiones, las autoridades hacen caso omiso y los eventos continúan.

“Iniciaron a principios de mayo, algunos fuimos a decirles que le bajaran, porque el ruido era muy alto e incluso vibran las ventanas; los policías nos dijeron que no les abrían la puerta y que no podían hacer nada porque era algo vecinal. Hablamos a la alcaldía, tampoco nos resolvieron; a la Procuraduría Social y que no hay actividades. Otros policías nos dijeron que sólo nos quedaba pedirles que le bajaran a su ruido, pero no hacen caso, todos los fines de semana es lo mismo”.

Otro caso es el de Cynthia Hernández, en la colonia Santa María Nativitas, en Benito Juárez, y junto con sus condóminos ha tenido problemas con dos vecinas que rentan en el edificio donde viven, pues organizan fiestas todos los fines de semana, pero durante la emergencia sanitaria aumentó y hay reuniones con más de 15 personas, y la policía sólo les pide que guarden silencio.

“Cuando llegó la pandemia se volvieron vacaciones para ellas, porque en lugar de estar resguardadas, todos los días comenzaron a invitar a personas y a hacer fiestas, utilizando los espacios comunes, hemos llamado a la patrulla, a veces llega, a veces no; le bajan a su relajo, pero a los pocos días regresan”, explicó.

Aunque tienen una queja en la Procuraduría Social, la suspensión de términos por medio de la contingencia ha detenido el proceso para buscar una sanción.

La procuradora social, Patricia Ruiz Anchondo, comentó en entrevista con EL UNIVERSAL que el número de quejas sobre fiestas ha sido muy alto; sin embargo, al estar suspendidas las actividades, únicamente se dan orientaciones para los afectados.

“La orientación consiste a que sigan las recomendaciones sanitarias que emitimos en conjunto con la Secretaría de Salud, donde se recomienda que no se hagan este tipo de reuniones durante la contingencia y la gente ha estado llamando para quejarse de fiestas durante la emergencia”, agregó.

Explicó que desde el inicio de la pandemia a la fecha, la procuraduría ha recibido 2 mil 453 llamadas, de las cuales el 63% fueron para denunciar fiestas.

La funcionaria destacó que al estar en suspensión de términos la dependencia no puede sancionar, pero sí recomendar, por lo que invitó a los capitalinos a llamar al 911para denunciar y pueda intervenir la policía.

“Si se les solicita su intervención, las autoridades están obligadas a acudir a los llamados, por lo menos a hacer actos de presencia, tocar la puerta e invitarlos a que disuelvan la reunión”.

Comentó que de las 2 mil 453 llamadas, la principal alcaldía fue Iztapalapa, donde se registraron 245, lo que representa a 10%; le sigue la Gustavo A. Madero, con 8.9%; Cuauhtémoc, 8%; Benito Juárez, 7.1%; Coyoacán, 6.7%, y Azcapotzalco con 7.4%.

La procuraduría dijo que los policías pueden acceder a los condominios a petición de una persona, pero la Secretaría de Seguridad Ciudadana aclaró que si bien pueden ingresar, con esta circunstancia no pueden deshacer la fiesta pues no es delito. Con información de Kevin Ruiz

Información extraída de https://www.eluniversal.com.mx/metropoli/se-dificulta-detener-las-fiestas-en-pandemia